Extracción


¿Qué es la Extracción?

Curación Chamánica y EXTRACCIÓNPara los chamanes, las enfermedades son intrusiones de poder. Y la técnica de curación que utilizan tiene como finalidad equilibrar esta falta de armonía en la persona. Esta técnica es conocida como “Extracción”, y consiste en quitar cualquier energía que no pertenezca a los cuerpos físicos/emocionales/energéticos del cliente. A esta energía externa a la persona la llamamos Intrusión Espiritual Localizada (IEL).

¿Qué quiere decir que “algo” (una energía), se pone en nuestro cuerpo y se ubica en alguna parte del mismo?. En la realidad ordinaria (el mundo en el que vivimos), la gente se mueve entre impaciencia, enfadado, envidia, críticas… También hay intrusiones que están en el ambiente como, por ejemplo, en hospitales, velatorios o juzgados, etc. Este tipo de energías podemos pasárselas a alguien ya se directamente (en persona) o a distancia.

Todas esta energía negativa que enviamos (muchas veces sin saber que puede producir daño), no se pierde, se queda en el ambiente y se nos puede pegar llegando a producir distintos malestares o dolencias. 

Estas energías dañinas tienen un acceso más fácil a nuestros cuerpos si nos encontramos en un estado de debilidad espiritual. Cuando experimentamos una desconexión del amor universal somos más vulnerables a este tipo de intrusiones. Y esto puede llevar, también, a la pérdida de nuestro animal de poder o de partes de nuestra alma.

Para realizar el trabajo de «Extracción» el chamán no realiza un viaje chamánico. Llama a sus espíritus y, con su ayuda, ve la enfermedad (ya sea a nivel físico, emocional o energético), y dónde están ubicadas exactamente las intrusiones que están causando esa enfermedad. Después, con la fuerza y el poder de sus espíritus, saca las intrusiones y las neutraliza para que la persona recobre su salud (su fuerza energética).


¿Cómo saber si necesito una Extracción?

Aquí (al igual que en la pérdida del animal de poder), también se experimenta una falta de poder personal, ya que hay «otros» absorbiendo nuestra fuente energética. 

Éstos son algunos de los síntomas más comunes:

  • Enfermedades.
  • Tristeza.
  • Miedos.
  • Cansancio.
  • Falta o pérdida de creatividad.

Estos síntomas nos alertarían sobre la posible necesidad de una “Extracción”. Estas manifestaciones pueden incluso tener su origen en un tiempo muy remoto, por ejemplo, cuando sentimos que un cierto malestar nos ha estado acompañando toda la vida.

Es importante entender que la presencia de estos síntomas no siempre implica que haya una “intrusión espiritual”. Para saberlo con seguridad es necesario que un practicante chamánico realice una consulta.


Características de una sesión:

  • La sanación chamánica es, en muchos casos, una cuestión de repetición. En ella se le pide a los espíritus de ayuda que trabajen para erradicar aquello que la persona nos plantea como tema para sanar.
  • Cada sesión es única en sí misma. Es decir, no hay dos iguales aunque, en algunos casos, se utilicen las mismas técnicas de sanación.
  • No hay ninguna ingesta substancias alucinógenas. El practicante chamánico (no el cliente) entra en un estado alterado de conciencia a través del sonido monótono del tambor o la maraca. La persona que recibe curación no tiene que hacer nada durante la sesión, sólo abrirse de corazón para que los espíritus puedan trabajar.
  • Ningún tipo de sanación chamánica sustituye a tratamientos médicos o psicológicos que el cliente esté llevando a cabo.
  • Duración: Depende de cada practicante chamánico.